Identificó Samuel García a dueños de ranchos que presuntamente roban agua en Nuevo León

El rancho de Los Ramones, inspeccionado durante el fin de semana y que desvió agua equivalente al suministro de 140 mil habitantes.

Se reportó que el gobierno de Samuel García identificó a los dueños de ranchos particulares que presuntamente se estarían robando el agua en medio de la escasez que vive el estado de Nuevo León.

De acuerdo con los primeros reportes, las propiedades del municipio de Linares, que en total son ocho y todas colindan entre sí, pertenecen a una persona con domicilio en el municipio de San Pedro.

Mientras tanto, se estableció que el rancho de Los Ramones, inspeccionado durante el fin de semana y que desvió agua equivalente al suministro de 140 mil habitantes, carece de un alta catastral.

No obstante, tras investigar, se identificó a dos dueños, ambos con domicilio en el municipio de San Nicolás de los Garza.

Por otro lado, también se detectó un rancho más en el municipio de Allende que desvía agua del Río Ramos, pero hasta el momento no se ha revelado el nombre de los propietarios.

“Aquí no hay excusas, sea o no sea mi competencia, al dueño de este terreno en flagrancia le acabamos de catear el rancho, y estos bandidos picaron tres veces el ducto y alegando fuga llenaron este rancho”, dijo el gobernador.

“Les aviso región citrícola, 3 de la tarde me voy a arrancar para el Río Pilón, prefiero avisarles para que por las buenas dejen de robar el agua de manera ilegal o van para el bote”, añadió.

La madrugada de este lunes 13 de junio, el mandatario estatal acudió al municipio de Linares, tras recibir la denuncia de un rancho que se abastece del Río San Fernando, el cual conecta con la presa de Cerro Prieto.

“Vamos llegando a Linares. Ayer por la tarde recibimos una denuncia de otro rancho, éste está peor que el de ayer”, dijo García Sepúlveda.

Detalló que este rancho desvía el agua del Río San Fernando, que llena el embalse de Cerro Prieto, presa que está en plena agonía.

“Vamos a entrar, vamos a hacer trabajos para cerrar esas presas y que toda esa agua se vaya a Cerro Prieto y que conecte con el acueducto de Agua y Drenaje que va hacia la ciudad. Alerto que se va a recorrer todo el Río San Fernando para inspeccionar ductos y propiedades y que no vuelvan a robar ni un centímetro de agua”, concluyó.