Obra del paso desnivel provoca embotellamiento en Tuxtla

Los trabajos de la creación del nuevo puente vehicular hacen que el tránsito se retrase de 30 minutos a una hora, según los automovilistas que usan esa ruta

La reciente remodelación del libramiento norte poniente a la altura del fraccionamiento Bella Vista en donde se está realizando la construcción de un puente para mejorar la vialidad de los automovilistas. Esta obra ha mermado el tráfico vehicular a tal grado de que los conductores se retrasan hasta una hora para llegar a su destino. Los mismos sujetos detrás del volante comentaron que para evitar esta zona se pueden tomar dos vías alternas: el libramiento sur saliendo por Berriozábal o la avenida central hasta llegar a la pochota según comentan los expertos.

Desde el pasado 23 de febrero; las autoridades tuxtlecas anunciaron los trabajos que se realizarían en el libramiento, sin embargo, las obras arrancaron hace apenas cuatro días (un día después del anuncio) y al comenzar por la tarde noche, el tráfico no se vio afectado; no obstante, los problemas comenzaron a partir del 25 de febrero en donde los automovilistas resintieron los trabajos pues a partir de las 8 de la mañana la zona está restringida y para poder continuar hacia el libramiento, se deben tomar vías alternas ya que el lugar se encuentra completamente sin paso y solamente los trabajadores pueden hacer uso de ella.

El problema surge para poder entrar y salir de la ciudad, pues la vía del libramiento era la favorita para los automovilistas que querían evitar el tráfico de la avenida central para poder llegar rápido a los destinos, sin embargo; ahora, las únicas vías disponibles se encuentran a través del libramiento sur (que aún existen zonas tapadas por los trabajos que ya llevan más de un año) y la avenida central, zona de alto trafico debido a la afluencia de conductores que necesitan esta ruta para llegar a sus trabajos y escuelas.

El temor de los automovilistas es que los trabajos duren más de lo estipulado, pues según las autoridades la vía estará cerrada durante los próximos seis meses, es decir hasta el mes de agosto estarán disponibles los dos libramientos de la ciudad; no obstante, la mayoría consideran que serán muchos meses de espera más probablemente tardarán el año entero, tal y como paso con los trabajos del libramiento sur, que hasta la fecha no se han terminado por completo.