Perros robot de EU vigilan la frontera

El proyecto, pensado originalmente para patrullajes en bases militares, se suma a los programas tecnológicos de seguridad nacional para la detección de migrantes, de traficantes de personas, de drogas, de armas de fuego e incluso armas de destrucción masiva”

El gobierno de Estados no baja la guardia y refuerza a cada minuto su estrategia para controlar el éxodo de migrantes o de “visitantes inesperados” que cada día intentan cruzar su frontera común con México, por lo que a su programa de vigilancia tecnológica con drones, cámaras corporales y lectores de matrículas automatizados se sumó el sistema de cuadrúpedos semiautónomos Q-UGV, mejor conocido como perros robot, con el que redoblarán sus patrullajes y rastreo de indocumentados, traficantes de drogas y de personas cuando crucen a la zona inhóspita de la frontera sur estadounidense.

Desarrollados por la empresa Ghost Robotics (con sede en Pennsylvania), con apoyo de la Dirección de Ciencia y Tecnología (S&T) del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, esta tecnología cuadrúpeda fue pensada originalmente para labores en las bases militares estadounidenses.

Este proyecto lleva casi una década en desarrollo, tiempo en el que ha presentado ajustes e innovaciones. Sin embargo, los perros robot aparecieron de manera efectiva por primera vez ya como un elemento terminado durante el año 2020, cuando el 325 Escuadrón de las Fuerzas de Seguridad de la Fuerza Aérea en Tyndall, en Florida, adoptó a la primera unidad de estos caninos robotizados como unidad activa dentro del Departamento de Defensa de EU.

En 2020, el comandante de la Fuerza Aérea, Jordan Criss, del 325° Escuadrón de las Fuerzas de Seguridad, informó que la unidad de perros robot patrullaría un camino predeterminado y serían monitoreados por un oficial a lo largo de su patrullaje. “Estos perros pasaron a ser los ojos y oídos adicionales mientras calculan grandes cantidades de datos en ubicaciones estratégicas en toda la Base de la Fuerza Aérea Tyndall”, señaló Criss.

“Los perros patrullarían áreas peligrosas y de difícil acceso, con temperaturas extremas para los seres humanos, animales y vehículos» e incluso podrían ser manejados por personal que use auriculares de realidad virtual. “Podremos ver exactamente lo que el perro robot está detectando a través de su cámara móvil y su plataforma de sensores (infrarrojos para detectar calor) [y] si lo deseamos, también emitiremos comandos verbales a una persona o a varias a través de una radio conectada a los perros”, señaló el militar tras destacar las ventajas de contar con estos cuadrúpedos robot.

El jefe de productos de la firma Ghost Robotics, Gavin Keneally, subrayó que estos perros robotizados están diseñados para recorrer y trepar por “todo tipo de terreno, como arena, rocas, montañas e incluso escaleras. Es por ello que tiene patas, no ruedas”. En la base militar de Tyndall, en Florida estos cuadrúpedos incluso cruzaron por zonas pantanosas, además de que cuentan con la clasificación IP68, es decir, que puede sumergirse en agua hasta una profundidad de 1,5 metros.

De acuerdo con el Departamento de Seguridad Nacional de EU, los perros robots creados por Ghost Robotics son controlados algorítmicamente desde un único microprocesador de un vatio que hace funcionar toda la máquina. Todo el robot funciona con solo diez vatios de potencia.