Cuarta ola de COVID ya está en fase de descenso en México: López-Gatell

Por otro lado, reconoció que “la mortalidad todavía sigue en una tendencia al alza», aunque lo atribuyó a las personas que no están vacunadas.

El Gobierno mexicano afirmó este martes que «ya pasó el punto máximo» de la actual cuarta ola de covid-19, la más alta en cifras de contagios, por lo que el país ha entrado en una «fase de descenso».

«Son varias señales que nos muestran que ya llegamos al punto acmé y hemos pasado el punto máximo de esta cuarta ola de covid-19 en México, dominada por la variante ómicron, y ya nos encontramos en la fase de descenso», declaró Hugo López-Gatell, el funcionario encargado de la pandemia en el país.

México, que acumula más de 4.9 millones de casos y 306 mil muertes por covid-19, la quinta cifra más alta del mundo, rompió en enero los récords de contagios de toda la pandemia, con un histórico de más de 60.000 registrados el 19 de enero.

Pero después de más de un mes de esta cuarta ola, que comenzó a mediados de diciembre, López-Gatell destacó la «noticia positiva» de una reducción de 31 % de los casos estimados al inicio de esta semana.

“Esto es consistente con varias otras señales, como la reducción de la ocupación hospitalaria, la reducción de las incapacidades temporales laborales y la reducción del porcentaje de positividad», manifestó López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

Agregó que «lo esperable es que esta fase de descenso se mantenga en las siguientes semanas, posiblemente a una velocidad semejante al ascenso”.

También señaló el descenso de hospitalizaciones con una tendencia de reducción en 25 de las 32 entidades de México.

Aun así, se mantiene una ocupación de 47 % de camas generales y 29 % de camas en unidades intensivas.

Por otro lado, reconoció que “la mortalidad todavía sigue en una tendencia al alza», aunque lo atribuyó a las personas que no están vacunadas.

El Gobierno de México ha aplicado 166 millones de dosis, por lo que el 89 % de la población adulta ya cuenta con al menos una dosis.

Además, el país ha aplicado una tercera dosis de refuerzo al 63 % de los adultos mayores.