Dejan atrás a cientos de muertos antes de llegar a México

Testigos platican la muerte de migrantes de diferentes países en la selva del Darién; violaciones y homicidios dolosos, son a lo que se enfrentan migrantes que buscan llegar a los Estados Unidos

Para poder llegar a los Estados Unidos, entrando por la frontera sur de México, miles de migrantes tienen que arriesgar su vida entre asesinatos, robos e incluso violaciones a lo largo de ocho países de Centro y Sudamérica. Los pasos que representan mayor peligro para los migrantes son la frontera entre México y Estados Unidos y la selva del Darién, entre Colombia y Panamá.

De acuerdo a los mismos testimonios de los migrantes, señalan que cientos de venezolanos, haitianos, cubanos y de otras nacionalidades se han quedado sin vida durante el recorrido por ocho países para llegar a Chiapas, México.

Tal es el caso de los migrantes venezolanos que en su país, cada día es más crítica la situación por la escasez de alimentos, la desactivación de la economía y la inflación, lo que ha generado que miles de ellos dejen su tierra y busquen llegar a México y Estados Unidos.

Jesús Roberto, un expolicía en Venezuela, explicó que en su país es difícil vivir, les han quitado la educación, el agua y la electricidad, lo que ha generado menores de edad analfabetas, “y quieren que no salgan adelante o aprendan a defender sus derechos”.

«En Venezuela no le enseñan historia, geografía del país, matemáticas, ciencias, a usted le enseñan, desde que el niño entra a un kínder, cuándo nació Chávez, qué hizo Chávez. El adoctrinamiento es poner a Chávez como el mejor presidente”, señaló.

Él salió hace meses de su país. Para llegar a Tapachula, Chiapas, tuvo que atravesar ocho países, vio morir a su mejor amigo y a cientos de migrantes en la selva del Darién, entre Colombia y Panamá. Dice que llegar a Tapachula no es la gloria, porque hace falta recorrer más de mil 500 kilómetros para llegar a la otra frontera.

«En el Camino miré a decenas de cuerpos que eran comido por aves de rapiña, muchos hombres y mujeres muertos, nunca había visto tanto muertos, sobre todo migrantes haitianos regados en todo el camino, algunos asesinados, otros muertos de cansancio por el largo caminar”, narró.

Asegura que en el Darién no hay autoridad que realice el levantamiento de los cadáveres, ellos mismos tapan los cuerpos. En su recorrido pudo contar más de 20 muertos, en caminos y ríos, entre ellos varios niños que quedaron en brazos junto a sus madres.

En la selva del Darién existe una banda de delincuentes que opera y despoja de sus pertenencias a todos los que tienen que cruzar ese lugar para llegar a México, ahí no existe ninguna autoridad.

Y es que de acuerdo con datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), en el 2021 se han contabilizado más de mil 100 personas muertas en trayectos migratorios por el continente americano, mientras que en todo el 2020 fueron 796 decesos. A esto se le suman más de 5 mil 500 desaparecidos, aunque la cifra puede ser mucho mayor.

«Si no se lleva dinero, te matan y si llevan una hija te la violan. Fuimos testigos de una menor de 16 o 17 años que fue abusada sexualmente por 14 delincuentes y nadie pudo hacer nada, porque te disparan”, advirtió.

“Después la menor dejó de hablar y siguió caminando. Al llegar a lo más alto de la selva buscó un peñasco y se aventó al vacío, delante de sus padres. ¿Se imagina el dolor que trae esa familia?”, dijo.

Los migrantes de diferentes países no emigran por gusto, aseguran para llegar a México han tenido que sufrir asaltos, muchas personas han sido asesinadas o mueren en el intento de tener una mejor calidad de vida.