«Cacao en crisis por falta de apoyo y contrabando de semillas»: Productores

La semilla de contrabando provoca que se abarate la cosecha del producto que cultiva en la zona

Productores de cacao real del Soconusco están en crisis debido al contrabando de semillas de Guatemala y a la falta de apoyos gubernamentales, lo cual pone en aprietos la cosecha de este cultivo milenario

El presidente de los productores de Cacao de Tuxtla Chico, Raúl Fulgencio López Guzmán, afirmó que uno de los graves problemas que enfrentan los productores de cacao en la cosecha, es el producto de contrabando que entra de Guatemala, que es promovido para que grandes empresarios se beneficien aún en contra de los intereses de los productores locales a los que les abarata su cosecha.

Denuncio que el contrabando de cacao que permite que el producto guatemalteco se «mexicanise» en muchos casos de mala calidad, es permitido por la autoridad, dejando sin defensa a los productores locales que ven como la actividad cada vez es menos rentable.

Dijo que no hay estimaciones exactas de cuánto cacao entra de contrabando, pero quizás se pudiera determinar con los registros que se tienen en la SADER, pero lo cierto es que esta situación genera grandes pérdidas económicas y los coloca en estado de indefensión.

Señaló que a pesar de que el gobierno federal se ha proclamado defensor del cultivo del cacao a través del programa “Sembrando Vida”, aproximadamente unos 450 productores, enfrentan una situación económica complicada, pues aseguran que los programas de apoyo social de la Secretaría de Bienestar, así como los incentivos de la SADER, no han llegado al campesino,

Detalló que por las características de la fruta, el cacao, permite la cosecha varias veces al año, pero en estos momentos, los campesinos enfrentan una severa crisis, por lo que la mayoría mantienen la esperanza de salvar la cosecha con recursos propios.

Asimismo, estimó que por la condición de sequía que ya está presente en los campos de esta región, se calcula que la cosecha que viene será de muy baja producción.

Indicó que el productor social, aquellos que tienen menos de dos hectáreas, son los que menos posibilidades tiene de salir adelante, y el gobierno federal al parecer los ha dejado desprotegidos porque Sembrando Vida únicamente ampara a aquellos productores que tienen de 2.5 hectáreas para arriba.