AMLO e integrantes de su gabinete reciben vacuna de refuerzo

El presidente y los funcionarios fueron inmunizados con la vacuna de AstraZeneca

El presidente Andrés Manuel López Obrador y algunos integrantes de su gabinete se aplicaron la vacuna de refuerzo contra COVID-19 en Jalisco, durante la conferencia mañanera de este martes.

La secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, inició la pasarela de funcionarios rumbo a la silla en donde ya se habían sentado algunos ciudadanos para inaugurar la etapa de la tercera dosis de la vacuna anticovid en seis estados: Ciudad de México, Chiapas, Jalisco, Oaxaca, Sinaloa y Yucatán.

Jorge Alcocer, secretario de Salud, fue el segundo en la fila para aplicarse el biológico de AstraZeneca; respondió las preguntas de la enfermera, quien preparó la vacuna de refuerzo y se la aplicó en el brazo izquierdo. Continuaron con el mismo proceso Rafael Ojeda Durán, secretario de Marina; el comandante general de la Guardia Nacional, general Luis Rodríguez Bucio y el secretario de la Defensa, el general Luis Cresencio Sandoval.

“Entonces ya saben quién sigue”, dijo entre risas y aplausos el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien se quitó el saco ante el grito de “¡ánimo, señor presidente; no duele mucho!”, segundos después el mandatario fue inmunizado.

Vacuna de refuerzo será AstraZeneca sin importar esquema primario de vacunación
Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, explicó que las personas mayores de 60 años serán vacunados contra COVID con una dosis adicional de AstraZeneca sin importar que biológico se les aplicó en su primera y segunda dosis.

López-Gatell detalló que para recibir la dosis de refuerzo es necesario que hayan pasado al menos seis meses de la última vacuna y defendió esta dosis adicional puede ser con otras vacunas a las ya recibidas sin importar el esquema, pero sí es importante en una primera instancia que sea sólo a la población vulnerable.

«Los refuerzos deben enfocarse en los grupos de población más vulnerables, por ejemplo personas adultas mayores o que padecen enfermedades inmunodepresoras», afirmó.