Aumenta la alerta por inundaciones; inician evacuaciones

Advierten posibles desbordes en Querétaro, Edomex, Hidalgo, SLP y Veracruz; Conagua prevé más lluvias intensas por el primer frente frío

Estados como Querétaro, Hidalgo, San Luis Potosí, Estado de México y Veracruz siguen bajo alerta ante posibles inundaciones debido a las intensas lluvias en el centro del país, las cuales continuarán debido a la llegada del primer frente frío de la temporada.

Ayer, la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC) emitió un aviso a los estados de Veracruz, San Luis Potosí, Querétaro e Hidalgo, ante los desfogues de la presa Zimapán, programados por la Comisión Federal de Electricidad (CFE), y la posibilidad de que afecten a comunidades aledañas.

La advertencia se suma a la lanzada para Tequisquiapan, Querétaro, que el fin de semana presentó anegaciones debido al desbordamiento de la presa Centenario y el río San Juan. El ayuntamiento del municipio difundió ayer un nuevo aviso para evacuar cuatro zonas del centro de esta localidad ante la posibilidad de que se registren más inundaciones.

En tanto, la Conagua alertó sobre el riesgo del desborde del río Lerma, en el Estado de México, mientras que en Maravatío, Michoacán, al menos 50 familias fueron evacuadas.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) prevé que hoy ingrese el primer frente frío de la temporada sobre el norte y noreste del país, el cual, al interaccionar con dos canales de baja presión, ocasionará lluvias muy fuertes y fuertes en 14 estados, y chubascos en 18 más.

Prevención

Personal de la Guardia Nacional y del Ejército iniciaron la colocación de diques, ante el posible desbordamiento de la presa Centenario, en Querétaro.
Protección Civil solicitó a las autoridades de Tamazunchale, SLP, que inicie el desalojo de la población debido a los desfogues de la presa Zimapán.
Alertan a 4 estados por desfogue de presa

Piden evacuar a la población en peligro en Tamazunchale; hay riesgo en comunidades ribereñas en Hidalgo, Veracruz, SLP y Querétaro.

La Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC) emitió un aviso a cuatro estados ante los desfogues de la presa Zimapán y la posibilidad de que afecte a comunidades ribereñas. Ante ello, se solicitó a las autoridades de Tamazunchale, San Luis Potosí, que inicie el desalojo de la población que pudiera resultar afectada.

El aviso fue para Veracruz, San Luis Potosí, Querétaro e Hidalgo, estas dos entidades que en los últimos 13 días han enfrentado inundaciones por el desbordamiento de ríos y presas.

La CNPC informó que se puso en contacto con las autoridades del municipio potosino para iniciar desde la tarde de ayer los trabajos para desalojar a los pobladores, ante el aviso de la CFE sobre el inicio de los trabajos para desalojar el agua.

La presa Zimapán alcanzó su máxima capacidad por las lluvias que se registran en Querétaro, Hidalgo y Estado de México.

Llenado al tope

La CNPC señaló que, derivado de las lluvias, la presa Zimapán continúa teniendo importantes ingresos, pues con corte a las 9:00 horas de ayer registró un llenado de 102.8%, extracciones de 360 metros cúbicos sobre segundo (m3/s) e ingresos del orden 480 m3/s .

“Con el propósito de regular el incremento de nivel de la presa Zimapán, la CFE, a partir de las 15:00 horas de hoy (ayer) incrementará la extracción por vertedor de 300 a 400 m³/s, más 55 m3/s por obra de generación”.

Ante ello, se notificó a las direcciones locales de Conagua en Querétaro, Hidalgo, San Luis Potosí, así como al Organismo de Cuenca Golfo Norte en Veracruz y las unidades de Protección Civil estatales sobre dicho incremento, a fin de llevar a cabo las medidas de preparación y prevención requeridas.

“A la población en general, atender las recomendaciones de las autoridades locales”, se pidió.

La noche del 6 y madrugada del 7 de septiembre, Tula registró el desbordamiento del río que atraviesa la ciudad a causa de los escurrimientos de aguas negras provenientes del Valle de México. La inundación afectó más de 3 mil viviendas, dejó más de 30 mil damnificados y pérdidas estimadas en 6 mil 500 millones de pesos, así como el deceso de 14 pacientes covid.

En Querétaro se registró este fin de semana el desbordamiento de la presa Centenario y río San Juan, que inundó partes del centro de Tequisquiapan.

Por su parte, el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, llamó a elaborar un plan integral para mitigar la contaminación en la región de Tula.

Fayad declaró que la tragedia ocurrida en esa región no fue el caudal de la lluvia en la entidad, sino por los índices alcanzados en la zona metropolitana en la Ciudad de México y en el Estado de México “y esa agua residual viene para Hidalgo, ése es el problema”.

Hidalgo dota de agua al Valle de México de los mantos de Tizayuca, Zapotlán, Pachuca y Apan. Se extrae y se lleva limpia para atender la región más poblada de México.

Hay Daños en San Juan del Río y Tequisquiapan
SAN JUAN DEL RÍO, Qro.— Tras el desbordamiento del río San Juan y la presa Centenario, los municipios de Tequisquiapan y San Juan del Río resultaron con inundaciones que afectaron, por lo menos, 136 viviendas y seis hoteles.

De acuerdo con el coordinador estatal de Protección Civil de Querétaro, Gabriel Bastarrachea Vázquez, en San Juan del Río suman al menos 124 viviendas afectadas por el desbordamiento.

De manera preventiva se desalojaron viviendas del fraccionamiento La Rueda, uno de los más afectados.

En el albergue instalado en el Centro Cultural y de Convenciones (Cecuco) se mantenía presencia de 39 adultos y 27 menores.

Armando Chapa Leal, director de Protección Civil del municipio de Tepeji, explicó que la inundación derivó de los escurrimientos provenientes del Estado de México, los cuales recaen en los cauces de esta entidad.

Señaló que son nueve los municipios mexiquenses de los que se reciben escurrimientos y “todos van a dar al río San Juan”.

Mientras que en Tequisquiapan se contabilizan daños a 12 viviendas y seis hoteles, a los que ingresó el agua; además de un albergue para animales de la Fundación Dar.

Por la noche, el ayuntamiento de Tequisquiapan advirtió que a las 20:50 horas de ayer se tuvo un incremento en el nivel de agua sobre la cortina de la presa Centenario, “mismo que llegó a 153.14 m3 por segundo”.

Las autoridades identificaron como zonas con riesgo calles del centro del municipio, Hacienda Grande, así como los barrios La Magdalena y San Juan, en los que, además de fraccionamientos, se encuentran inmuebles como la sede de la presidencia, estacionamientos, mercados, restaurantes, hoteles y escuelas.

Ante la posibilidad de que incremente el desbordamiento del embalse y afecte el cauce del río San Juan, personal la GN y el Ejército iniciaron la colocación de diques en áreas estratégicas de las partes más afectadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.