Violencia disparó el éxodo en 2021; huyeron de sus casas más de 8 mil en 7 meses

Julio fue el mes con más casos de desplazamiento forzado, luego de que más de 3 mil personas dejaran sus tierras por la reyerta entre criminales y autodefensas en Pantelhó, Chiapas

El resurgimiento de la violencia en varias entidades del país ocasionó el éxodo de más de ocho mil 99 personas en los primeros siete meses de 2021, de acuerdo con un informe de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH).

Dichas cifras superaron a las informadas en 2020, cuando fueron registradas siete mil 307 víctimas de desplazamiento en todo ese año.

De acuerdo con datos de la organización, el mes con mayor número de personas que abandonaron sus tierras fue julio, luego de los hechos violentos en Pantelhó y algunos poblados de Chenalhó, Chiapas, donde se reportó el desplazamiento forzado de 3 mil 205 habitantes.

“Las tres mil 205 personas desplazadas, muchas de ellas niños y adolescentes, tuvieron que huir de Pantelhó y de varias localidades de Chenalhó, Chiapas, debido a los enfrentamientos entre un grupo armado que se asume como célula del Cártel Jalisco Nueva Generación y un grupo de autodefensa conocido como El Machete”, cita el informe.

Según la CMDPDH, este fue el desplazamiento masivo con mayor número de personas afectadas desde octubre de 2017, cuando más de cinco mil personas fueron obligadas a huir de diversas comunidades de Chalchihuitán y Chenalhó para protegerse de ataques armados por un conflicto territorial entre estos municipios.

La ONG reporta la situación del desplazamiento en México de forma mensual, y registró incrementos consecutivos en 2021. En enero se reportaron 100 personas en éxodo; en febrero, 277; marzo, mil 135; abril, mil 234; mayo, mil 254, y aunque en junio hubo un decremento, 894, en julio la cifra se disparó a tres mil 205, sumando un total de ocho mil 99.

En 2020, enero comenzó con mil 892 personas desplazadas; febrero, con mil 100; marzo, con mil 320; abril, con 250; mayo, con 320; junio, con 365; julio, con 68; agosto, con 770; septiembre y octubre no reportaron casos, aunque noviembre registró 847 personas desplazadas de forma forzada y diciembre, 375.

Por lo que, en un comparativo entre enero y julio de 2020 (5,315 desplazados) y 2021 (8,099), este flagelo tuvo un incremento de 152.38 por ciento.

De acuerdo con Pablo Cabada, investigador del área de Desplazamiento Forzado de la CMDPDH, la cifra de desplazamiento forzado podría ser mucho mayor, pues hay casos que no son registrados por los medios de información, de donde generalmente sacan sus datos, ni por las autoridades; sin embargo, adelantó que, en agosto, cerca de 400 personas se desplazaron de Coalcomán, Michoacán, aunque aún se analizan las cifras. “Tenemos, sin duda, subestimada la cifra de personas desplazadas de Michoacán”, expuso.

En julio hubo al menos tres episodios de desplazamiento masivo causado por violencia en México, en los estados de Chiapas, Sinaloa y Veracruz; sin embargo, sólo se tiene el registro del número de desplazados en Chiapas, lamentó el también maestro en antropología cultural y sociología del desarrollo por la Universidad de Leiden, Países Bajos.

Por ejemplo, el pasado 7 de julio, tres mil 205 personas tuvieron que abandonar sus hogares en los municipios de Pantelhó y Chenalhó, en Chiapas, debido a incursiones armadas y enfrentamientos entre criminales y autodefensas.

“En Texistepec, Veracruz, se reportó que el 8 de julio fuerzas de seguridad pública federales y estatales desalojaron de forma violenta a familias, destruyendo viviendas y cultivos”, cita el informe de julio.

Finalmente, en al menos cinco localidades de Culiacán, Sinaloa, varias familias, mayoritariamente de la sindicatura de Tepuche, tuvieron que abandonar sus hogares debido al resurgimiento de la violencia en la zona. En junio de 2020, el organismo identificó el desplazamiento de 80 familias de varias localidades rurales de la zona de Tepuche, entre ellas Bagrecitos.

En mayo, 300 personas de nueve comunidades en la sierra de Zihuatanejo, Guerrero, abandonaron sus hogares debido a las extorsiones e incursiones armadas de Los Cuernudos. En junio ocurrieron dos eventos adicionales a los ya reportados. El primero en el municipio de Guadalupe y Calvo, Chihuahua, donde 521 personas de 127 familias de las localidades de Santa Rita y San Jerónimo se vieron obligadas a abandonar sus hogares debido a los enfrentamientos entre dos grupos armados ocurridos entre el 23 y 24 de junio. El segundo afectó a 200 personas de Durango, Nayarit y Zacatecas, principalmente a los habitantes de El Mezquital, Durango, quienes tuvieron que dejar sus hogares debido a las condiciones de inseguridad y enfrentamientos en la región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.