Clausuran lotificación en Zona Arqueológica de Izapa

Ante denuncias públicas a través de redes sociales que alertaron sobre la lotificación de un predio ubicado en la Zona Arqueológica de Izapa, en el municipio de Tuxtla Chico, finalmente este viernes personal de Protección Civil y autoridades federales clausuraron la lotificación en áreas en la zona nuclear de monumentos y de los límites de la poligonal, establecidos en la declaratoria de Zona de Monumentos Arqueológicos.

La zona que estaba siendo desmontada y en la cual ya estaban cortando árboles además que se disponían a realizar la lotificación, se ubica, según la denuncia, en el montículo 46 de Izapa: una de las de mayores dimensiones y en la que actualmente se cultiva cacao; pretendían crear un fraccionamiento. De acuerdo a esa información, cada lote tenía según su ubicación un precio en el mercado de entre 120 y 140 mil pesos.

La información proporcionada por las autoridades que realizaron la clausura de los trabajos de lotificación indica que ésta se hizo en apego a la ley y normatividad vigente; el personal se presentó a la Zona Arqueológica de Izapa para evitar construcciones en estos terrenos, propiedad protegida por tratarse de un patrimonio de la nación.

En este sentido, el Gobierno de Tuxtla Chico se pronunció contra acciones que dañen el patrimonio cultural o laceren las áreas protegidas en el municipio. Rechaza que haya entregado permisos para construir en estos terrenos y señala que se aplicará la ley.

Por otro lado, la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Instituto Nacional de Antropología e Historia iniciará un proceso legal contra quien o quienes resulten responsables de estos hechos.

Esas áreas se encuentran protegidas por las leyes federales para su conservación, al grado que en el 2007 se impidió la ampliación de la vía que va hacia el puerto fronterizo de Talismán, desde el entronque comunica del ramal Tapachula-Suchiate, hacia la frontera, porque se atravesaba por espacios correspondientes al Grupo F.

Y es que a pesar de que la Federación no le ha dado la importancia que se merece, la Zona Arqueológica de Izapa representó en su periodo de esplendor uno de los centros económicos más importantes de Mesoamérica, y de los más importantes de la historia cultural en general.

Cabe mencionar que la denuncia pública de los daños en la zona arqueológica la hizo en redes sociales Luis Javier Guerrero, quien posteriormente reconoció la intervención de Gloria Ivonne Miguel Rodríguez, secretaria de Fomento Económico y Turismo de Tuxtla Chico; que de manera inmediata reportó los hechos y logró de igual manera traer la atención del Instituto Nacional de Antropología e Historia para controlar la destrucción en la zona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.