Menores migrantes victimas de explotación sexual y laboral

La necesidad de poder obtener recursos económicos, empujo a los jóvenes a prostituirse en diferentes partes de la frontera sur

Los migrantes menores no acompañados siguen sufriendo explotación laboral y sexual en la frontera sur, principalmente en Tapachula, sostuvo Ramón Verdugo Sánchez, director del albergue “Todos por Ellos”.

“El la frontera sur los menores siguen sufriendo explotación sexual y laboral, ya que los menores prácticamente se encuentran solos en este municipios al que siguen llegando los migrantes”, expresó en conferencia de prensa.

Señaló, que la autoridad lejos de brindar una atención de calidad a los menores, son las propias corporaciones policiacas quienes vulneran sus derechos y hasta les quitan lo poco que ganan en las calles.

“Ahorita no hay protección para los menores que llegan a esta ciudad, pues las autoridades han dificultado el acompañamientos y no se sabe porque, ya que hay un total hermetismo del Instituto Nacional de Migración y la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados”, externó.

Aseguró, que la necesidad de poder obtener recursos económicos para poder llevarse un plato de comida a la boca empujo a los jóvenes a prostituirse en diferentes partes de la ciudad, pero principalmente en primer cuadro de la ciudad.

“Luego de la pauta que tuvimos que hacer por problemas de salud hemos regresado y seguiremos trabajando en apoyar a los jóvenes, niñas y niños migrantes que llegan en busca de ayuda al albergue”, abundó

Detalló, que seguirán brindado alojamiento a todos los menores que llegan principalmente de Guatemala, El Salvador y Honduras, pero no alimentación ya que les quitaron el apoyo de parte del DIF estatal.

Mencionó, que el panorama para los jóvenes migrantes sigue siendo difícil, porque la tardanza de obtener un documento para poder conseguir una vida humanitaria es mas complicado.

Finalmente, dijo que este albergue seguirá brindando acompañamiento y asesoría a todos los menores que lo necesiten, ya que la migración no para mientras exista miseria, inseguridad y falta de oportunidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.