Estados Unidos recibe CIBERATAQUE masivo y Trump decide callar

Durante varios meses, los grupos de inteligencia del gabinete del actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no detectaron el ciberataque

El pasado miércoles, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, convocó a su gabinete en la Casa Blanca mientras en Washington se absorbía la noticia de una violación masiva de datos.

Sin embargo, los jefes de la mayoría de las agencias relevantes para la intrusión, incluidos el Departamento de Defensa, el Departamento de Estado, de Justicia, así como el director de la inteligencia y la Agencia Central de Inteligencia, estaban ausentes; hecho que causó polémica dentro de las autoridades.

En este sentido, durante y después de dicha reunión, Trump no dijo nada sobre dicho ataque, el cual no fue detectado por las agencias de inteligencia de su administración durante varios meses.

Donald Trump se mantiene preocupado y en silencio

Pero actualmente las agencias de inteligencia se movilizan para evaluar el daño, el cual es considerado como un “grave riesgo para el gobierno federal”; así, Donald Trump se mantiene en silencio y preocupado por su derrota electoral y sobre todo sobre las afirmaciones inventadas de fraude electoral.

Dicha violación masiva de datos, equivale a un momento clave en contra de la presidencia actual y la próxima, la cual será tomada por Joe Biden; Trump parece haber abdicado de la responsabilidad en sus últimas semanas en el cargo; esto de acuerdo con información emitida por CNN.

Cabe señalar que la Casa Blanca no ha incluido una sesión informativa de inteligencia en la agenda diaria del presidente desde principios de octubre, incluso, un alto funcionario de la Casa Blanca, reveló a CNN que Trump fue informado sobre el hackeo por sus principales funcionarios de inteligencia el pasado jueves.

¿Piratas informáticos rusos?

Además, la intrusión tuvo un fuerte alcance de los presuntos piratas informáticos rusos a los sistemas del gobierno estadounidense, por lo que se ha lanzado una misión técnica de introspección entre los principales funcionarios cibernéticos del gobierno, así como expertos externos sobre cómo dicha campaña cibernética duró meses desapercibida.

Finalmente, hasta el miércoles por la noche, el gobierno de Estados Unidos, reconoció formalmente dicho ataque y que además sigue en actividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.