Alerta sobre aumento de niños con quemaduras

Desde finales de noviembre y hasta el mes de febrero, por las celebraciones navideñas y el descenso en las temperaturas, los casos de niños que sufren graves quemaduras en la piel por el impacto de fuego directo o por líquidos hirviendo se llegan a duplicar, con consecuencias que pueden ser mortales, alertó Gabriela Escudero Aramoni, delegada de la Fundación Michou y Mau en Chiapas.

Reporte

Entrevistada sobre el tema, dijo que en lo que va de este 2020 han tenido 32 niños con quemaduras, de ese número, cinco tuvieron que ser trasladados (por la gravedad) al Hospital Chuainer (Shriners), en Galveston, Texas (Estados Unidos), para que recibieran una atención más especializada, sin embargo, otro porcentaje de los infantes perdió la vida debido a que no se generaron las condiciones para el viaje.

En Chiapas, explicó, la principal causa de quemaduras (que pueden ser hasta de tercer grado) se da por líquidos hirviendo, “es muy común que la gente que está al cuidado de menores baje a enfriar al piso ollas con aceite o líquido, viene el niño o el bebé y cae dentro”.

También el fuego directo (uso de gasolina o por jugar cerca de anafres o fogones) y la electricidad son los otros dos factores que causan estos accidentes. Este problema se ha generalizado en toda la entidad, debido a que los reportes ya no se concentran sólo en la región Altos.

Lo que se ha detectado, mencionó, es que en estas fechas las quemaduras se vinculan por el uso de juegos artificiales, por eso es muy importante que los adultos expliquen a los niños que con la pólvora no se puede jugar y son objetos peligrosos.

Costos

Atender a un pequeño que resulta con quemaduras de tercer grado en más del 30 % del cuerpo, dijo, genera un costo directo para la fundación que oscila entre los 500 mil y un millón de dólares; estos gastos se hacen hasta que el paciente cumple la mayoría de edad.

En el caso de Chiapas, la Fundación Michou y Mau tiene un convenio con el gobierno local, a través del DIF Estatal se absorben los gastos de la ambulancia aérea que, en ocasiones, puede superar hasta los 300 mil pesos por traslado.

Escudero Aramoni detalló que se han encontrado casos donde los pequeños tienen hasta el 80 % del cuerpo quemado y, cuando la lesión se presenta en la cara, manos, o genitales, es muy posible que el niño sea enviado en una ambulancia aérea; dependiendo la gravedad, llegan a recibir hasta 20 cirugías para reconstruir las partes afectadas.

Números

A lo largo de 21 años de trabajo en México, la organización ha atendido a más dos mil 200 menores que han resultado con quemaduras graves; de ese número, más de 250 niños y niñas han sido beneficiados con algún traslado de Chiapas a Estados Unidos.

La primera atención que se hace ante un evento desa-fortunado, explicó, es que los familiares tienen que observar en el menor si la quemadura es más grande que el puño de una mano, de ser así tienen que llevarlo al hospital; no se debe arrancar la ropa para evitar una lesión mayor.

Instalados en el nosocomio, continuó, los médicos valoran si pueden atender o no la emergencia, ahí es donde se puede referir el paciente a la fundación, para saber si el niño se envía al interior del país o tiene que ser hasta Estados Unidos para una nueva valoración.

En las redes sociales, en Facebook están como Fundación Michou y Mau para Niños Quemados delegación Chiapas, y en Instagram: Fundación Michou y Mau Oficial, realizan una campaña permanente de prevención de accidentes en los menores. También tienen a disposición de la ciudadanía el número 800-080-8182 para cualquier emergencia que se presente en los infantes con quemaduras.

Finalmente, la representante de la Fundación Michou y Mau en Chiapas, mencionó que es importante que los sectores productivos se sumen para ayudar en las donaciones, debido a que son un grupo (público-privado) que se mantiene de ese apoyo y que todo el recurso es para beneficiar a los infantes quemados en México y Chiapas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.